Formación para el Sector no Lucrativo
Formación para el Sector no Lucrativo

BLOG DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL Y ACCIÓN SOCIAL

 

Artículo: El problema de los desplazados en el mundo

Autor: Manuel García

 

 

Los desplazados son las personas que se refugian en territorios dentro de un mismo país huyendo de la guerra o de la violencia indiscriminada.

 

Su número es alto, aproximadamente 26 millones de personas alrededor del mundo. La diferencia con los refugiados radica en que cuando un civil que huye cruza la frontera internacional de su país, él o ella se convierte en un refugiado y como tal recibe protección internacional y ayuda; pero si una persona en circunstancias similares es desplazada dentro del país, se convierte en desplazado interno, sin la protección que pueda brindarle otra nación.

 

Si bien encontramos desplazados en todo el planeta, los casos más preocupantes los encontramos en República Democrática del Congo, Uganda, Liberia, Somalia, Chad, la República Centroafricana, Costa de Marfil, Etiopía y Colombia.

 

Los motivos que obligan a desplazarse varían mucho de unos países a otros. Sería interminable citar las causas que están provocando esos desplazamientos, pero haremos mención a algunos casos concretos, para tener una mejor idea de los motivos que provocan esos desplazamientos y la situación que viven los desplazados.

 

Como ejemplo, recordaremos la situación vivida por República Centroafricana, durante 2007, situación que aún persiste en nuestros días.

 

La violencia imperante en el norte de la República Centroafricana es la causa principal del desplazamiento de la población. Dicha violencia es consecuencia directa del conflicto que afecta a esa región, y se deriva también de las violaciones de los derechos humanos y los actos de violencia cometidos por las fuerzas armadas contra la población civil y sus bienes. También está vinculada a las actividades de los salteadores de caminos y otros delincuentes que operan en algunas zonas.

 

Debido a esta violencia, la República Centroafricana se enfrenta a una gran crisis de protección, prueba de lo cual son numerosos los desplazados que suelen vivir en condiciones extremadamente precarias.

 

Azerbaiyán se encuentra también en una situación grave en materia de desplazamientos internos. Aunque han sido cerrados algunos campamentos por su insalubridad, y se han construido nuevos alojamientos en regiones rurales para que los desplazados pudieran vivir dignamente, el país cuenta con miles de refugiados alojados en escuelas o en edificios del ejército, pues en muchos casos no tenían donde vivir y carecían de acceso al agua potable, a servicios de salud y educación para sus hijos.

 

Otro ejemplo de desplazados lo encontramos en Sri Lanka, donde la guerra interna ha provocado el desplazamiento de más de 300.000 personas, en los cinco últimos años. Hay personas de religión musulmana que llevan 17 años en situación de desplazamiento interno.

 

A los desplazados por la guerra hay que sumar un pequeño número de desplazados por el tsunami, que aún se encuentra en el oriente de este país.

 

El recrudecimiento de los combates en el norte del país podría causar nuevos desplazamientos.

 

La situación de la región oriental de la República Democrática del Congo se caracteriza por una grave crisis de protección y una grave crisis humanitaria, lo que se refleja en particular en la existencia de numerosos desplazados provocados por la presencia de milicias extranjeras y congolesas y por la intensificación de los enfrentamientos y los actos de violencia.

 

En general, en la República Democrática del Congo las poblaciones se vieron obligadas a abandonar sus lugares de residencia por los enfrentamientos entre las fuerzas armadas congolesas y los grupos armados presentes en el Este del país.

 

Los agravantes que se dan entre los desplazados de este país se encuentran la violencia sexual y casos de reclutamiento forzoso de niños.

 

Para terminar con los ejemplos, mencionaremos el caso de Colombia. Este país latinoamericano cuenta con miles de desplazados desde las regiones boscosas del Norte y Este del país, hacia el centro, principalmente Santa Fé de Bogotá.

 

En muchos casos se trata de personas que han abandonado sus tierras y sus medios de vida rurales para trasladarse a ciudades donde no encuentran más oportunidades que la mendicidad o el subempleo.

 

Afortunadamente, países como Armenia, Costa d´Ivori (antigua Costa de Marfil), o Afganistán han mejorado sensiblemente.

 

        Financiadores

     Sellos de Calidad

Somos miembros de