Formación para el Sector no Lucrativo
Formación para el Sector no Lucrativo

BLOG DE COOPERACION INTERNACIONAL Y ACCIÓN SOCIAL

Artículo: ONG y Tercer Sector

Autor: Manuel García

 

 

Nuestra sociedad se encuentra en un proceso cambiante, en el que surgen nuevas necesidades. Las entidades no lucrativas crecen en número y en actividades, y la buena voluntad y la ausencia de lucro no son razones suficientes para que estas organizaciones cuenten con el respaldo y la credibilidad social deseada.

 

Hoy se exige al Tercer Sector más profesionalización, eficacia y eficiencia en el trabajo que desarrolla, transparencia en sus actuaciones, más y mejor comunicación y en definitiva una modernización y adaptación a los tiempos que corren. Es por eso por lo que no es suficiente ni legítimo pedir a las ONG un trato preferencial de parte de la Administración Pública o pedir un comportamiento solidario de los ciudadanos, si a cambio no se muestran resultados y buen hacer, que son en definitiva la base de la credibilidad.

 

La estructura institucional de las sociedades industrializadas se clasifican en tres sectores: el sector público, el sector privado mercantil y el tercer sector privado no lucrativo.

 

De este modo definimos al tercer sector como el formado por aquellas entidades de carácter voluntario que, surgidas de la libre iniciativa ciudadana y regidas de forma autónoma, buscan a través de la intervención en la política social, conseguir un incremento en los niveles de calidad de vida a través de un progreso social solidario.

 

También conocemos al Tercer Sector como sector social, tercer sector de acción social, sector sin ánimo de lucro y sector no lucrativo.

 

Las entidades dedicadas a este Tercer Sector las conocemos como ONG, también conocidas como Organizaciones no Gubernamentales Internacionales (ONGI), Entidades no Lucrativas (ENL), Entidades sin fines Lucrativos (ESFL), Entidades sin Ánimo de Lucro (ESAL), u Organizaciones de Interés Social (EIS), entre otros.

 

El Tercer Sector se compone de asociaciones profesionales y empresariales, clubes deportivos, comunidades de vecinos, partidos políticos y sindicatos, iglesias, cooperativas sociales, y un largo etcétera, aunque en este curso nos centraremos exclusivamente en aquellas que se dedican a la acción social, a la cooperación internacional para el desarrollo, la ayuda humanitaria y la defensa del medio ambiente.

 

Como características esenciales de cualquier ONG destacamos las siguientes:

 

  • No tener ánimo de lucro, es decir no repartir los beneficios generados entre los socios u órganos directivos.
  • Tener capacidad de autogobierno.
  • Participación voluntaria de la sociedad.
  • Poseer un interés general.
  • Ser privadas, es decir independientes de la Administración Pública.
  • Poseer una estructura interna y una estabilidad en sus actividades y objetivos.

Entre las principales funciones que desempeñan las ENL conviene destacar las siguientes:

  • Función mediadora en la sociedad, canalizando las demandas de la sociedad para que puedan ser atendidas por el sector público.
  • Prestación de servicios. Sin pretender desplazar a la Administración Pública y sus obligaciones, las ONG ofrecen alternativas a los servicios públicos y privados, cubriendo los vacíos existentes y completando los servicios que ya se prestan.
  • Función innovadora e impulsora de iniciativas basadas en el capital humano, el sentido de la justicia, la ilusión, y la creatividad.
  • Función reivindicativa de necesidades y carencias, y defensora de derechos, impulsando acciones de presión en la opinión pública y buscando cambios legislativos.

Las ONG adoptan diversas formas jurídicas, siendo las fundaciones y las asociaciones, las principales. Debemos saber de la existencia de federaciones y confederaciones, que son agrupaciones de las dos anteriores.

 

Las asociaciones y las fundaciones, son pues, organizaciones de base que no agrupan a otras. También son conocidas como organizaciones de primer nivel.

Las federaciones agrupan a otras entidades (asociaciones o fundaciones), por lo que se las conoce como organizaciones de segundo nivel.

 

En cambio, las confederaciones agrupan a varias federaciones, siendo conocidas como organizaciones de tercer nivel.

 

        Financiadores

     Sellos de Calidad

Somos miembros de