Formación para el Sector no Lucrativo
Formación para el Sector no Lucrativo

Foro sobre inmigración y refugiados

Blindar la frontera Sur de Europa o fomentar la cooperación con los países emisores de emigrantes.

 

Como vemos a través de los medios de comunicación, el cruce de la frontera de magrebíes y sobre todo, subsaharianos, por Ceuta y Melilla, es algo habitual que tiene momentos punta en ciertas épocas del año.

Algunos políticos prefieren hablar de “invasión de nuestras fronteras”. En mi opinión, deberían omitir esos términos y dedicarse a trabajar para evitar lo que está sucediendo.

Desde luego, lo que pasa en las fronteras sur de Europa (también en las costas de Italia) es una cuestión muy seria que resulta ser la punta de un iceberg que tiene como fondo las condiciones de desarrollo económico y humano que se vive en África. Nadie emigra por placer, abandonando un pueblo, una familia y unas raíces para correr desventuras en otro lugar donde hablan otros idiomas, tienes otras costumbres, y además “te miran mal”. Sabemos todos que esos problemas económicos en los países del sur son fruto de una globalización mal entendida, de una política sobre la deuda externa de los países empobrecidos que no les son nada favorables, y de una economía de mercado que hacer cada día más ricos a los que ya lo son y más pobres a los de siempre.

Considero que la migración irregular puede tener su solución si los países del Norte apuestan más en serio por la cooperación internacional para el desarrollo, en lugar de gastar tanto dinero en blindar fronteras. ¿Qué opináis sobre este tema?

Alonso Zamora:

 

Vivo en Melilla, y es del conocimiento de todos la situación que se viene presentando en la ciudad en cuanto a el tema de la inmigración ilegal. Diariamente se producen dos o más intentos de entrar ilegalmente a España, ya sea en grupos que se aventuran "a saltar la valla", escondidos inexplicablemente debajo de un diminuto cojín de un coche  o haciendo caso omiso al peligro que presupone abordar una precaria embarcación con ocho meses de gestación.

Así las cosas, nos encontramos con un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes - CETI- con un elevado sobrecupo, y en donde el hacinamiento no permite en ocasiones suplir las necesidades básicas de estas personas

Rodrigo González:

 

El problema es que creo que no interesa. En primer lugar porque la identificación del otro y la relación de oposición a éste contribuye a reforzar una identidad de un determinado colectivo y que frecuentemente sirve de excusa para imponer "falsas pantallas" o para mostrar realidades a los ciudadanos que no se corresponden con lo que realmente sucede

Interesa echar la culpa al inmigrante del colapso de los servicios públicos, sobre todo en el area de la Educación y la Sanidad, para esconder lo que en realidad ocurre (ventas de los servicios públicos a empresas privadas, inoperancia política y desvíos de fondos, entre otras cosas). También puede servir la existencia de ciertos colectivos de inmigrantes para echarles la culpa de la falta de empleo, o del absentismo escolar

Vivimos en una sociedad (y no hablo necesariamente de la española sino de la europea o mejor dicho de la occidental-desarrollada-capitalista) que obvia las necesidades humanas y los principios básicos, ya no de la solidaridad internacional (que también), sino de los Derechos Humanos. Prefiere velar por el derecho de los suyos, (el concepto "Yo" y "El Otro" merece un interesante debate aparte) de la población contenida dentro de lo límites de las fronteras, para identificar al que está fuera de ellas como "enemigo"o "culpable"

Participa en este foro. Tu opinión nos interesa.

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Foro de participación sobre inmigración y refugiados. Debate 4.

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

        Financiadores

     Sellos de Calidad

Somos miembros de